BRAINAPPLE; LA PÓCIMA DE LA BUENA FORMA FÍSICA

El BRAINAPPLE reúne las propiedades de la manzana y las del vinagre de sidra. Desde la antigüedad el vinagre de manzana se empleó para la curación de enfermedades.

Cuando diseñamos el BRAINAPPLE pensamos que, sin traicionar al origen de la manzana al juntar el zumo y el vinagre, conseguiríamos equilibrar el dulce del jugo y el ácido del vinagre, manteniendo las propiedades originales de ambos y por lo tanto, potenciándolas en una bebida única. El resultado ha sido un éxito al ser reconocido el sabor del BRAINAPPLE y atraer de forma general teniendo la polivalencia de consumirse en el desayuno, como aperitivo, durante la comida y para alternar tanto solo como combinado con ron, whiskey y otros licores, siendo muy valorado por bartenders. También está empleándose en gastronomía.

Por otra parte, por lo saludable y benéfico para el organismo, nutricionistas lo recomiendan para evitar malas digestiones y en algunos casos de pacientes que por lo corrosivo de los gases estomacales, les provoca hernia de hiato.

  • Eliminar sustancias nocivas y gérmenes.
  • Reducir la astenia.
  • Limpiar el intestino de bacterias indeseadas, purificándolo. 
  • La eliminación de grasas.
  • Mejorar la actividad renal.
  • Aportar al organismo vitaminas y minerales que estimulan el metabolismo. 
  • Un flujo sanguíneo fluido.
  • Disminuir la LDL- Colesterina de la sangre.
  • Favorecer la oxigenación del organismo.
  • Ayudar a drenar los líquidos.
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Tener una piel sana.
  • Purificar el intestino.
  • Prevenir la obesidad infantil.
  • Reducir los dolores de articulaciones.
  • Calmar dolores de cabeza.
  • Disminuir dolores de garganta
  • Reducir los vértigos.

El vinagre de manzana en la historia:

  • El vinagre fue el primer antibiótico que se utilizó.
  • Los chinos utilizaban un jarro de vinagre como símbolo de vida.
  • Hipócrates empleaba el vinagre contra la halitosis.
  • Los romanos utilizaban el “ POTUS” (vino avinagrado +agua) para aliviar la sed y lo almacenaban en barriles de madera.