BURKAN, una sidra artesana elaborada con la prensa tradicional y toneles de castaño.

Cuando averiguas que al fermentar el mosto de manzana la bebida que se obtiene tiene aún más propiedades saludables que la manzana original, empiezas a desear refrescarte, saciar tu sed con una SIDRA BURKAN.

En este website puedes consultar el informe de la Universidad de Oviedo (España) en el que se informa sobre la cualidad curativa y preventiva de la sidra para reducir colesterol y ácido úrico, así como prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

BURKAN es una sidra natural, denominada así por su fermentación natural, que no requiere de adición de levaduras porque son suficientes las que están presentes en el ambiente del lagar. Y tampoco se les adiciona ninguna otra sustancia salvo las necesarias para controlar y embridar la fermentación.

En este proceso se genera CO2 natural que se mantiene disuelto en la sidra embotellada y que forma una refrescante espuma cuando se escancia y golpea contra el vidrio del vaso. Se puede decir que la sidra es 100% manzana.

Sidra Burkan tonel de castaño

La historia de la sidra es muy antigua y siempre ha estado unida al respeto por la tierra donde se cultivan los manzanos, – los pumares- y el cuidado de las tradiciones de elaboración de productos naturales.

Las cualidades organolépticas de la sidra BURKAN son muy apreciadas porque mantenemos el recuerdo del aroma de la manzana y afinamos su gusto en un rango equilibrado de amargo, frutal y ligeramente ácido. El recuerdo de este sabor refrescante nos llega cuando sentimos sed.

Cuando al marino irlandés Conrad Smiley le preguntaron qué dos alimentos elegiría para embarcarse durante un año sin tocar puerto,  sin dudarlo contestó……”500 Kg de manzanas y una vaca lechera y si me lo permiten parte de la manzana la embarcan transformada en sidra”.